El Viaje de Juan Perro

Una confesión: ebrias del mejor néctar musical nos hallamos las integrantes de Cultura Bisagra tras las primeras (e impacientes) escuchas de El Viaje, el nuevo disco del maestro Santiago Auserón, Juan Perro. Una reseña de Lour Giribets.15193609_10208708763808712_7206386306692207413_n

Durante los últimos cinco años, Auserón ha viajado por caminos diversos e insospechados. No sólo musicalmente: las redes y las nuevas tecnologías propiciaron otras formas de acercarse al mundo, a la gente, a los hallazgos,… a compartir. Esa palabra que se ha vuelto casi vulgar, casi limitada a sugerir una mera transacción inmediata y refleja. Compartir. Nada menos.
Si se pudiera resumir en un post lo que se ha compartido en el mundo “auseroniano” desde que publicó el anterior trabajo, Río Negro, nos dejaríamos en el tintero mucha de esa negritud que bañó aquel trabajo, y sus frutos como la alineación de planetas bajo la que se fragüó el proyecto Zarabanda. Ramificándose hasta el infinito, pero concentrándose entre las manos de las gentes apropiadas. Siempre llegan los viajeros a cruzarse en algún andén. Y en este viaje pasaron de mano en mano objetos, recuerdos, aprendizajes, risas, calor, sabiduría.
El trabajo incansable y meticuloso de ese Juan Perro rastreador y juguetón iba levantando polvo a su paso. Polvo y posos que, tras la agitación de tanto viaje de ida y vuelta, de tanto ritmo recuperado del olvido, han ido sedimentando dentro de una de esas bolas de nieve que miramos fascinados esperando adivinar dónde caerán los copos.
Y con menos presencia en las redes, a la chita cantando, el trovador ha ido “colando” sus nuevas composiciones. Les ha buscado compañía entre algunas canciones que descansaban desde otros estrenos. Ha encontrado el vestuario perfecto a poesías predestinadas a encontrarse  con el momento adecuado, con el acorde perfecto.
Todo está en orden ya. Se forma el círculo, se vuelve una y otra vez al origen, a la partida, a la esencia. Y qué mejor manera de compartir, que de esta forma esencial y desnuda. Guitarra y voz, voz y cuerdas. Manos que desnudan y visten a la vez. Un conjunto de letras, ritmos y melodías muy coherente, muy elocuente, muy maduro, muy necesario, muy certero.
Si con anteriores trabajos de Auserón, tanto en la época Radio Futura, como en el resto de las producciones de Juan Perro, se destacó siempre la búsqueda, la inquietud, la investigación, los cambios, las novedades o la forma, en este momento de su carrera, habrá que hablar ya del contenido, de la palabra, del dominio, de la belleza, del logro.
No hay letra en este disco que no suponga un resumen de toda su búsqueda, de su conocimiento y experiencia. Bellas, sugerentes, asentadas en la métrica y en la rima. Ritmos y melodías que acuden en armonía a posarse en las cuerdas de una guitarra, a sonar como si no tuvieran nacimiento ni familia, a perder los límites de su identidad intercambiándose el vestido, llevándonos a otos territorios y otras épocas, que al fin y al cabo, siguen aquí.
Sabemos que nos esperar sorpresas durante el próximo año, proyectos muy distintos a éste, ganas de trabajar del incansable Juan Perro. Todo llegará. Pero mientras suena El Viaje, el tiempo se detiene y sólo podemos decir que ha llegado a su destino.
Lour Giribets
Imperdible: video del tema Los inadaptados
ep005238_1
foto. Cancioneros
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s